Usted esta aquí
Inicio > Asi Es La Vida > AMORES QUE MATAN

AMORES QUE MATAN

AMORES QUE MATAN

El 70 % de las personas repiten el mismo vínculo que tuvieron con sus padres, con sus parejas. ¿Quieres tener un compañero o compañera? ¿Entonces que estás dispuesto a dejar? La vida necesita compensación todo el tiempo. Soltar e integrar con una mirada renovada .Todo lo que no está integrado va a aparecer más tarde inevitablemente.

En Constelaciones Familiares, se trabaja para soltar las cargas. Una persona es más libre, cuando se reconoce como parte de una familia, con todo lo amable y difícil, pudiendo integrar y generar sus propios caminos. El estar en pareja es uno de esos caminos. Sin embargo día a día, vemos que nos cuesta más perdurar y vivir en equilibrio afectivo.

No puedes cambiar el destino que vivieron tus padres y ancestros. Hay que reconocer la herida. No se puede mover de un lugar sin reconocer lo que duele. Reconocer no es reclamar. Reconocer la herida es tocar el dolor y transformarlo en energía de vida. El trabajo de Constelaciones Familiares une aquello que antes estaba separado. En este sentido está al servicio de la reconciliación, con mis torturas internas y mi familia.

Las relaciones de pareja, son un espejo de mis vinculaciones aprendidas a través de mis padres. Existen dinámicas inconscientes que llevan al sufrimiento sintomático. Como por ejemplo el “Amor ciego”, si para que tú me veas, yo me tengo que sacrificar, lo hago con gusto. Porque la fantasía es que si sostienen a sus padres, les van a dar atención a ellos. Por lo tanto en la pareja se puede repetir esta forma, comenzando las complejidades.

El desborde amoroso, de “hacer cosas” por el otro, porque así me vinculé, porque así obtuve “amor” de mis padres, se convierte en una constante escalada ansiosa de querer agradar a cambio de amor. Por lo tanto la dinámica en la pareja se desequilibra porque el dar y recibir está muy implicado en carencias, reclamos, soledad, resentimientos Sentimientos de culpa, de que algo estoy haciendo mal y que no merezco ser amada/o.

Las Constelaciones Familiares, nos ayudan a situarnos diciendo Sí a la realidad tal como se nos presenta, haciéndole espacio para que tenga un buen lugar. Se trata de vivenciar cómo el pasado no es el ayer, ni el futuro mañana: el pasado es un residuo que permanece en el presente y el futuro es el potencial de asimilarlo, y así poder habitar la propia vida. Invitando el regreso de nuestra propia responsabilidad.

Si el escrito resuena en tu corazón, te hace sentido, o despierta interrogantes que te gustaría descifrar te invito a seguir conectados cada miércoles a través de ASI ES LA VIDA, y solicitar una consulta individual, a través de la revista…Por lo pronto mi alma saluda a tu alma, deseándote una semana en energía de gratitud por tu vida, con todo, eres un bello regalo…siempre.

Cecil

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Top
Translate »