Usted esta aquí
Inicio > Conciencia > EL EFECTO RIPPLE

EL EFECTO RIPPLE

Ayni Magazine Revista Online

EL EFECTO RIPPLE

Constantemente estamos experimentando como nuestras acciones repercuten positiva o negativamente entre quienes están alrededor.

Por definición El Efecto Ripple:
“Es la difusión gradual de influencia provocada por una acción o situación”.

Cada uno de nosotros tenemos una esfera de influencia que incluye nuestro núcleo familiar cercano o extendido, nuestros amigos, colaboradores o conocidos, sin embargo nuestra influencia no termina como creemos con las personas que conocemos, de echo continua y afecta a un circulo mayor, 10, 30, 50 o más personas, incluso a cientos de personas, por tanto la oportunidad de afectar positiva o negativamente se incrementa.

El efecto Ripple, como herramienta de difusión masiva, puede llegar a viralizar un pensamiento o una acción, ya sea este negativo o positivo. Vivimos en una era en la que la tecnología nos conecta en segundos, lo que decimos, hacemos, creemos o compartimos repercute en nuestro comportamiento diario, por tanto la responsabilidad que tenemos es inmensa, el circulo de influencia es mucho más grande de lo que podemos creer, porque somos parte de un gran universo de vida que nos une y que nos afecta queramos o no.

Si examinamos nuestras acciones, somos honestos y nos concientizamos sobre la forma tan individual y egocéntrica como vemos la vida, tal vez lograríamos derribar barreras que nosotros mismos levantamos cuando insistimos en ver todo desde nuestro punto de vista, sin embargo si tan solo cambiamos la forma como vemos cada situación o actitud, no solo con los ojos físicos si no realmente percibiendo y entendiendo lo que hay detrás, tal vez dejaríamos de juzgar para descubrir la belleza interior detrás de cada ser, ya que nos es la situación o la persona la que causa dificultad en nuestras vidas, es nuestro ego llenándonos de frustración y culpa, negándonos la posibilidad de verdaderamente conectarnos unos a otros y darnos cuenta de que a lo mejor, lo que parecía certero en nuestras vidas, era solo una ilusión y viceversa.

Si reconocemos que estamos conectados, expandimos la capacidad de crecimiento espiritual, profesional y humano, si aceptamos que nosotros mismos somos la causa de nuestra realidad, multiplicamos el efecto positivamente, si aceptamos que los retos diarios que se nos presentan son oportunidades para crecer, comprenderemos que antes de una gran revelación hay un momento de gran dificultad que se presenta más bien como una ventaja, más que como un castigo, ya que al aceptar y bendecir cada situación nos abrimos a receptar la grandeza para la que fuimos creados.

Tratemos de ver por encima de nuestro ego y conectémonos a esta nueva realidad, “todos somos parte de un todo,
tu bien es mí bien, tu crecimiento es mi crecimiento”, en consecuencia piensen que nuestras acciones grandes o pequeñas, buenas o malas son más poderosas de lo que imaginamos, aunque parezcan insignificantes, tienen un efecto Ripple y no hay forma de saber cuándo o en qué grado impactarán la vida de otros.

Por: Patricia Guerrero

Foto: skillsforyoungprofessionals

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Top
Translate »