Usted esta aquí
Inicio > Juventud > SI QUEREMOS, PODEMOS

SI QUEREMOS, PODEMOS

SI QUEREMOS, PODEMOS - AYNI MAGAZINE

SI QUEREMOS, PODEMOS

La historia se repite una y otra vez, solo que con los años la percibimos de manera distinta, cada década es relativamente diferente a la otra, cada una nos trae enseñanzas y aprendizajes que nos moldean el carácter, nos pulen la piel, nos estampan el corazón, nos forman las ilusiones y nos taladran el cerebro.

Durante las primeras décadas tendemos a pensar que esa otra persona, esa que ni siquiera conocemos nos traerá la felicidad, la famosa media naranja. También creemos que debemos estudiar como mínimo una carrera, conseguir un buen puesto, casarnos y tener hijos.

Pasan los años y nos damos cuenta de que sí, estuvo bien, pero que tal vez nos cortaron las alas. Yo soy de la generación a la que enseñaron: no puedes. No puedes viajar, tienes que trabajar, no puedes quedarte soltera, tienes que conseguir marido, luego, no puedes quedarte sin hijos, no puedes no cocinar, no puedes hacer lo que quieras, no puedes dejar de maquillarte, peinarte y no puedes ir sin tacos por la vida, en fin, no puedes.

Ahora que casi voy entrando a la quinta década me doy cuenta de que si puedo: puedo vivir, y bien, de mi talento y mi pasión: escribir. Puedo dar lo mejor de mi a este planeta, que al final elegí, puedo ayudar a las personas, puedo entender el encanto de dar sin esperar nada a cambio, puedo caminar descalza y sentir la energía de mi madre, Gaia. Puedo viajar tan lejos como mis alas me lo permitan, puedo ponerme tacos tal altos como me dé la gana, cuando yo quiera, puedo maquillarme o no, puedo ir peinada o no, puedo dormir sin pijama, puedo ser feliz sin un hombre. Puedo ser tan controversial, como la más pacífica y tranquila de las mujeres, puedo intentar dar a mi hijo las mejores enseñanzas, sin prisas, con cautela, consciente de que con eso le será suficiente… En realidad, sí hay una cosa que realmente, no puedo: lo único que no puedo dejar de hacer, jamás, es de sonreír. Eso nunca.

Imagen: Amanda Cass

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Top
Translate »