Usted esta aquí
Inicio > Mundo > EL FEMINISMO ES PUBLICIDAD ENGAÑOSA

EL FEMINISMO ES PUBLICIDAD ENGAÑOSA

EL FEMINISMO ES PUBLICIDAD ENGAÑOSA

Soy una mujer que creció en un país machista, la gente me llevaba la cuenta de los novios que había tenido, de los tragos que me tomaba, del largo de mi falda y en el trabajo pensaban que solo por ser bonita automáticamente vendería más. Creo que muchas se identifican conmigo cuando digo que el feminismo es publicidad engañosa. Aunque en las redes sociales la tendencia sea pro-mujer en la práctica no se vive igual pues es una realidad que no tenemos las mismas oportunidades ni beneficios que el sexo opuesto.

Nos juzgan por cómo nos vemos, si somos egoístas es un crimen y nos hacen sentir vulnerables en la calle. Si yo tuviera un perro no lo pasearía de noche sola. Se sorprenden si no queremos tener hijos, y lo más grave; a muchas niñas en sus casas aún les inculcan patrones de comportamiento a seguir para no perder “valor”. Como si el valor se pudiera medir por la cantidad de tipos con los que se alguien se ha acostado, las libertades que se toma, o los caminos que decide recorrer.

Nos enseñan a ser demasiado flexibles, y eso no está bien, lo primero que falla es la educación en casa. Conozco mujeres que perdonan infidelidades para conservar a sus parejas y con ellas sus “familias”. En primer lugar, esa relación que creen defender ya no existe, porque donde hay infidelidad no hay amor.

No creo que deberían existir guías para sentir, hacer o decir ¡Lo que nos dé la gana! Ninguna decisión propia siempre y cuando no afecte a un tercero, puede hacernos menos hombre, menos mujer, menos valiosos, o menos persona. Todos somos igual de humanamente defectuosos y bellos.

Contradictoriamente la corriente incluyente (online) que busca igualdad no solo para mujeres, sino para todos los grupos minoría o en desventaja, parece tener mayor impacto y aceptación en comunidades como la LGTB, lo que me parece maravilloso, pero ¿Y nosotras que? Cuando de mujeres se trata, siento que es -y me disculpan el ejemplo- puro maquillaje. Tenemos las mismas capacidades, pero no recibimos el mismo trato. No somos igual de libres, se imponen ante nosotras cultura, religión y sociedad. Nosotras además, seguimos siendo el género más maltratado física y emocionalmente según estadísticas.

Los salarios abismalmente desiguales

¿Cuáles son las razones por las que nuestra media salarial es inferior?, ¿Porque hay menos mujeres jefe?, y ¿Porque los hombres más ricos del mundo son hombres? Me parece increíble sabiendo que el mayor porcentaje de estudiantes activos en las universidades de muchos países (donde se nos es permitido estudiar) somos mujeres.

Investigue un poco las cifras pues no creía que ganáramos menos solo por el hecho de trabajar menos horas y me sorprendió darme cuenta de que no soy bruja, pero adivino, sospechas confirmadas. Aparentemente las mujeres solo por ser mujeres no tenemos derecho a ganar igual o a escalar tan rápido dentro de una compañía. La aún existente desigualdad de oportunidades y salarios se reduce sin mayor razón lógica, lamentablemente a discriminación de género.

En Estados Unidos el estado con menor diferencia de salarios entre géneros es New York, donde las mujeres ganamos el 89% del salario en comparación de un hombre que hace exactamente ¡Lo mismo! Pero si esto les parece terrible, agradezcan que no viven en Wyoming; aquí solo nos pagan el 64% de lo que gana un hombre, ósea 34% menos! 34%!!!

Por cada dólar que gana un hombre, una mujer solo gana 89 centavos, 11% menos, en el mejor de los casos.

Ambos, hombres y mujeres tenemos que pasar por la universidad, trabajar un tiempo prudencial en un “Entry level Job”, hacer pasantías, y los costos de nuestra educación, vivienda y alimentación son iguales. La diferencia: No tenemos descuentos especiales por ser mujer. Nuestras deudas y costos de vida durante la carrera y actuales son y seguirán siendo los mismos que los de un hombre, pero ganamos menos.

¿A quién le cobro ese 11%?

A nadie, nadie asume nuestra mala suerte financiera. No conozco ninguna marca que ofrezca descuentos equivalentes a la diferencia salarial de género. Creo que sería una estrategia brillante, una campaña fenomenal, pero no conozco a nadie que lo haga. Si ustedes saben de algún lugar así, por favor quiero el nombre para ir a comprar allá.

El feminista mentiroso

La descripción de ironía son todos quienes se autoproclaman pro-mujer por moda y no por convicción. Ni cultos, ni sensibles, ni encantadores, si sus palabras no están soportadas por sus actitudes, no son pro-mujer.

Defienden a las mujeres que no conocen, pero menosprecian a las que tienen a su alrededor. Contradicciones y reclamos jamás permiten, porque solo ellos pueden controlar todo a su voluntad con su forma autoritaria de “orientar”. Una mujer demasiado inteligente pierde atractivo para el feminista mentiroso, no les interesa, porque es muy difícil de manejar. Esta es la primera señal. Si a él le molesta su carácter y tenacidad, esté usted alerta, si no reacciona a tiempo le auguro decepciones y malos ratos.

No importa si es su papá, novio, o amigo; a palabras necias oídos sordos. Aleje todo lo que le impida volar. Las relaciones personales, son todo menos personales porque todo el mundo opina. Usted no necesita ni el consejo ni el permiso de nadie que no le haya pedido, lo que usted necesita es más confianza en sí misma. Deje de buscar aprobación y busque lo que la haga sentir plena, sin pena.

Sufriendo de amnesia temporal

Cuando sus parejas les exigen, pasan de pro-mujer a meros machos, y ellas de ángel a mucho drama. Amiga no tenga miedo, ¡Exija! Exigir honestidad revela que tan auténtica y genuina es la intención de una persona por respetar a otra.

El feminismo se les olvida cuando son ellos quienes tienen la responsabilidad de ser justos y respetar a las mujeres, por eso no espere que ellos lo hagan y empiece por respetarse usted misma. No se esfuercen por entender a una persona que vulnera su dignidad mientras toma ventaja, porque no vale la pena y la explicación será tan pobre como innecesaria.

Me encantan las personas coherentes, de esas quiero conocer más, y les deseo lo mismo a mis amigas, en el amor, en el trabajo y con su familia. Feministas de boca para afuera no queremos, ni hombres, ni mujeres. No hay peor sentimiento que sentirse discriminado por tu propio género.

Un futuro incierto

A pesar de que se realizan cada vez con más frecuencia campañas de sensibilización, creo que estamos lejos del objetivo principal, igualdad, pero de verdad, natural y sin esfuerzos ni máscaras, genuina igualdad. Lucha, unidad, solidaridad y paciencia mujeres es lo que les pido, nunca resignación.

Para todos los demás, mis anhelos...

Madres: No cohíban y no juzguen a sus hijas por querer más. No eduquen hombres con los que ustedes nunca se casarían.

Padres: No compitan por poder, motiven, apoyen, defiendan.

Jefes: No contraten una chica porque es guapa, no dejen de contratar una chica solo porque es guapa. Ofrezcan salarios justos, la vida personas es personal.

Peatones: No intimiden a las mujeres en las calles. Si nos miran como un perro mira un plato de comida, no es halago.

Amigos: No nos pidan encubrir mentiras, no sean amables con nosotras esperando algo a cambio.

Amigas: No duden de sí mismas, no permitan maltrato, no hablen mal de otras mujeres, la envidia no nutre.

Parejas: No nos mantengan a su lado si no tienen ninguna intención de amarnos, no nos dejen ir si de verdad nos quieren.

Mascotas: Ustedes no son el reemplazo de un esposo ni de un hijo, no todas las dueñas de un gato están frustradas.

Líderes religiosos: Ya suficiente con que en casi todas las religiones Dios es hombre, del cuerpo la mujer es dueña.

Lámpara de Aladino: Por favor basta con las fotos de Instagram en el Gimnasio, yo solo quiero otra hamburguesa.

Humanidad: Además de tener hijos, hacemos muchas más cosas MUY BIEN.

¿Será mucho pedir?

Imágenes: Ed Fairburn
  • author's avatar

    Por: Pamela Pechthalt

    Soñadora, luchadora y creyente fiel de que las mujeres somos capaces y poderosas. En mis escritos una extensión de mis deseos más profundos de libertad, igualdad y respeto. A veces salgo a la calle a tomar fotos, la rutina destruye la imaginación.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Ver todos estos posts del autor

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Top
Translate »